Menu
loading...

Los avicultores son más rigurosos con la calidad del agua que los porcicultores

  • Written by  Congreso de la Sociedad Veterinaria Internacional de Porcicultura
Los avicultores son más rigurosos con la calidad del agua que los porcicultores

Para muchos criterios, los avicultores son más rigurosos con la calidad del agua que los porcicultores. Las principales diferencias en sus prácticas atañen al control del consumo de agua y al mantenimiento de las tuberías de agua, incluidas las medidas de limpieza para eliminar el bio lm. 

El agua de bebida es un nutriente esencial para los animales. 

De hecho, cuando no se logran cubrir las necesidades siológicas del animal, el rendimiento puede disminuir y las enfermedades irrumpir, lo que tiene un impacto económico tanto en la producción porcina como en la avícola. 

En la práctica, los protocolos de limpieza de las conducciones de agua parecen ser más habituales en las explotaciones avícolas que en las porcinas. 

¿Es realmente así? ¿Son acaso los avicultores más rigurosos con la calidad del agua que los porcicultores? 

Para actualizar los datos sobre las diferentes percepciones y prácticas en relación con la gestión del agua en las granjas de cerdos y aves, se llevó a cabo un estudio para comparar el suministro de agua, su optimización y las distintas prácticas de manejo en lechones en transición y pollos de carne. 

Calidad del agua: encuesta a los productores 

Se realizó una encuesta en granjas de cerdos y aves situadas en el oeste de Francia. Se seleccionaron veinticinco porcicultores y veinticinco avicultores a los que se entrevistó para completar un cuestionario. La asociación entre las prácticas y las características 

e la producción se analizó con una prueba de la Chi-cuadrado. 

En las entrevistas, todos los productores declararon que la calidad del agua es una de sus principales inquietudes. Para garantizarla, se consideran importantes tanto los parámetros bacteriológicos como los químicos, aunque el análisis químico se realiza con menos frecuencia. 

El agua de las granjas que participaron en el estudio procede principalmente de pozos, 50 % tanto en el caso de los pollos como de los lechones. 

El 60% de los porcicultores entrevistados realiza una desinfección continua del agua (cloración), mientras que el 80 % de los avicultores lo hace con distintos desinfectantes (el 20% restante utiliza agua corriente). 

El agua en estas explotaciones es también una vía de administración de antibióticos, antihelmínticos, vacunas y factores nutricionales. 

Los avicultores2

Comparación entre las explotaciones porcinas y avícolas 

En relación al estado de salud de los animales, algunas enfermedades recurrentes pueden vincularse a una calidad insuficiente del agua. Los trastornos digestivos en los lechones en transición (82 %) y la cojera en las aves (90 %) son las afecciones más frecuentes. 

Para muchos criterios, los avicultores son más rigurosos con la calidad del agua que los porcicultores. Las principales diferencias en sus prácticas atañen al control del consumo de agua y al mantenimiento de las tuberías de agua, incluidas las medidas de limpieza para eliminar el bio lm. 

Ninguno de los porcicultores entrevistados drena las tuberías de agua, mientras que el 72 % de los avicultores encuestados sí lo hace. 

Entre la salida y la entrada de un lote, todos los avicultores implementan protocolos con procedimientos mecánicos y químicos: el 44 % lleva a cabo una limpieza mediante ushing, drenaje, ácidos y bases y desinfectantes, mientras que 24 de los 25 porcicultores solo limpian los bebederos en las naves de transición. 

Conclusión 

Este estudio puso de mani esto que el control de la gestión del agua está más establecido en la industria avícola que en la porcina. Los distintos tratamientos y prácticas de mantenimiento podrían contribuir a prevenir los trastornos digestivos en los lechones. SA 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Fuente: Presentación oral ofrecida en el vigesimocuarto Congreso de la Sociedad Veterinaria Internacional de Porcicultura (IPVS) celebrado en Irlanda, junio de 2016. 

Investigación llevada a cabo por M. Leblanc-Maridor
y colaboradores en el
INRA y el Colegio Nacional de Nantes-Atlántico de Medicina Veterinaria y Ciencia e Ingeniería de los Alimentos, Francia. 

back to top

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: