Menu
loading...

Efectos del cambio climático en la producción avícola

  • Written by  Ing. Joaquín Paulino
Efectos del cambio climático en la producción avícola

La República Dominicana enfrenó la peor sequía de los últimos 20 años, como consecuencias del impacto del cambio climático. En la producción porcina y avícola se estima una merma en la producción de alrededor de 15 a 20% debido al exceso de calor

 

La República Dominicana enfrentó en 2015 la peor sequía de los últimos 20 años, como consecuencias del im­pacto del cambio climático, el sector ganadero fue el más afectado con una reducción entre un 40 a 50 % en la producción de carne y leche a nivel nacional, (según el presidente de la Asociación Nacional de Hacendados y Agricultores (Adha), Ulises de Beras.

En la producción porcina y avícola se estima una merma en la producción de alrededor de 15 a 20 % debido al exceso de calor.

Impacto en la producción avícola

El agotamiento de las presas y reservas de agua consecuencias de la prolongada sequía no afectó directamente la producción avícola y porcina, ya que la mayoría de las granjas avícolas y porcinas utilizan agua subterránea a través de pozos tubulares.

El mayor impacto se registró con un calor extremo que provocó al­tas mortalidades (figura 3), baja de producción (reproductoras pesadas, livianas y ponedoras de huevos co­merciales) y reducción del consumo de alimento, con una menor ganancia y peso al final del periodo de engorde en el caso de los pollos de engorde.

 

Efectos del cambio climático en 4

 

Figura 3. Mortalidad por estrés calórico en pollos de engorde

 

En la producción porcina se regis­traron: alta mortalidades, menor consumo de alimento y bajo peso al final del engorde.

El estrés calórico afecta fuertemen­te durante el verano la producción avícola y porcina; a nivel nacional más de un 80% de las granjas son tradicionales a temperatura ambiente y menos de un 20% son aclimatadas con ambiente controlado (figura 1).

Efectos del cambio climático en 2

Figura 1. Galpón tradicional de pollos

 

El alto costo de la energía y combus­tibles (una de la más costosas a nivel mundial) y la falta de préstamos a ba­jas tasas de interés han impedido que los productores dominicanos instalen naves o galpones aclimatados (figura 2) para disminuir el efecto del calor, como consecuencias todos los años en verano la alta temperatura (cada año más elevada), debido al efecto del calentamiento global produce reducción entre un 15 al 20 % en la producción de huevos y carne de po­llo provocando pérdidas económicas millonarias a los productores y alto precio a nivel de los consumidores.

 

Efectos del cambio climático en 3

 

Figura 2. Galpón de pollos de ambiente controlado.

La solución es modernizar

El calentamiento global es una rea­lidad y cada año se registran sequía más prolongadas y altas temperatu­ras que afectaran la agricultura y la pecuaria.

Los productores avícolas y porcinos deben producir de forma amigable con el medioambiente con la menor emisión de gases de efecto inverna­dero y protegiendo las zonas bosco­sas del país.

Se deben modernizar los galpones con sistemas de ambiente contro­lado y que sean autosuficientes con la producción de gas natural con los desechos.

Además, se deben utilizar dietas eficientes que produzcan la menor excreción de nitrógenos, fósforos y otros metales contaminantes.

Grave sequía en la República Dominicana

Según un informe de NotiCen en no­viembre, en la República Dominicana, donde la falta de agua no es nada nuevo, las condiciones han empeo­rado significativamente.

Varias regiones se han visto obligadas a imponer medidas de racionamiento de agua, y las soluciones propuestas hasta la fecha parecen ser insuficien­tes. En mayo pasado, la prensa local informó que el país se enfrenta a una de las peores sequías que ha sufrido en las últimas dos décadas. Esto tiene un impacto muy negativo en las industrias agrícolas y pecuarias.

Efectos del cambio climático en 5

 

 

El Instituto Nacional de Recursos Hídricos (INDRHI) indica que lo niveles de agua en los ríos que alimentan las presas de las que el país obtiene su suministro de agua han caído en un 50%, lo que ha afectado a más de 800 barrios. El problema se ha vuelto tan grave que las autoridades se han visto obligadas a racionar los recursos hídricos.

La industria agropecuaria se ha visto gravemente afectada por la sequía. Los productores de leche y carne han sido los más afectados. Presas en el país han alcanzado niveles de agua histó­ricamente bajos, y se estima que nueve de las 11 represas en la República Dominicana están ope­rando por debajo de sus niveles mínimos. SA

 

 

 

 


 

 

Fuente: Artículo del Ing. Joaquín Paulino, NTECRD, S.R.L., República Dominicana

La República Dominicana enfrenó la peor sequía de los últimos 20 años, como consecuencias del impacto del cambio climático. En la producción porcina y avícola se estima una merma en la producción de alrededor de 15 a 20% debido al exceso de calor

 

La República Dominicana enfrentó en 2015 la peor sequía de los últimos 20 años, como consecuencias del im­pacto del cambio climático, el sector ganadero fue el más afectado con una reducción entre un 40 a 50 % en la producción de carne y leche a nivel nacional, (según el presidente de la Asociación Nacional de Hacendados y Agricultores (Adha), Ulises de Beras.

En la producción porcina y avícola se estima una merma en la producción de alrededor de 15 a 20 % debido al exceso de calor.

Impacto en la producción avícola

El agotamiento de las presas y reservas de agua consecuencias de la prolongada sequía no afectó directamente la producción avícola y porcina, ya que la mayoría de las granjas avícolas y porcinas utilizan agua subterránea a través de pozos tubulares.

El mayor impacto se registró con un calor extremo que provocó al­tas mortalidades (figura 3), baja de producción (reproductoras pesadas, livianas y ponedoras de huevos co­merciales) y reducción del consumo de alimento, con una menor ganancia y peso al final del periodo de engorde en el caso de los pollos de engorde.

En la producción porcina se regis­traron: alta mortalidades, menor consumo de alimento y bajo peso al final del engorde.

El estrés calórico afecta fuertemen­te durante el verano la producción avícola y porcina; a nivel nacional más de un 80% de las granjas son tradicionales a temperatura ambiente y menos de un 20% son aclimatadas con ambiente controlado (figura 1).

El alto costo de la energía y combus­tibles (una de la más costosas a nivel mundial) y la falta de préstamos a ba­jas tasas de interés han impedido que los productores dominicanos instalen naves o galpones aclimatados (figura 2) para disminuir el efecto del calor, como consecuencias todos los años en verano la alta temperatura (cada año más elevada), debido al efecto del calentamiento global produce reducción entre un 15 al 20 % en la producción de huevos y carne de po­llo provocando pérdidas económicas millonarias a los productores y alto precio a nivel de los consumidores.

La solución es modernizar

El calentamiento global es una rea­lidad y cada año se registran sequía más prolongadas y altas temperatu­ras que afectaran la agricultura y la pecuaria.

Los productores avícolas y porcinos deben producir de forma amigable con el medioambiente con la menor emisión de gases de efecto inverna­dero y protegiendo las zonas bosco­sas del país.

Se deben modernizar los galpones con sistemas de ambiente contro­lado y que sean autosuficientes con la producción de gas natural con los desechos.

Además, se deben utilizar dietas eficientes que produzcan la menor excreción de nitrógenos, fósforos y otros metales contaminantes.

Grave sequía en la República Dominicana

Según un informe de NotiCen en no­viembre, en la República Dominicana, donde la falta de agua no es nada nuevo, las condiciones han empeo­rado significativamente.

Varias regiones se han visto obligadas a imponer medidas de racionamiento de agua, y las soluciones propuestas hasta la fecha parecen ser insuficien­tes. En mayo pasado, la prensa local informó que el país se enfrenta a una de las peores sequías que ha sufrido en las últimas dos décadas. Esto tiene un impacto muy negativo en las industrias agrícolas y pecuarias.

El Instituto Nacional de Recursos Hídricos (INDRHI) indica que lo niveles de agua en los ríos que alimentan las presas de las que el país obtiene su suministro de agua han caído en un 50%, lo que ha afectado a más de 800 barrios. El problema se ha vuelto tan grave que las autoridades se han visto obligadas a racionar los recursos hídricos.

La industria agropecuaria se ha visto gravemente afectada por la sequía. Los productores de leche y carne han sido los más afectados. Presas en el país han alcanzado niveles de agua histó­ricamente bajos, y se estima que nueve de las 11 represas en la República Dominicana están ope­rando por debajo de sus niveles mínimos. SA

Artículo del Ing. Joaquín Paulino, NTECRD, S.R.L., República Dominicana

back to top

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: