Menu
loading...

Pollos con Newcastle no representan riesgo para consumo humano

Universidad Nacional hace claridad, a propósito de brote de virus en Fómeque y Cáqueza.


 

Las autoridades colombianas alertaron este martes sobre la presencia en el centro del país del virus Newcastle, que se contrae por contacto directo con aves enfermas. 

La Secretaría de Salud del departamento de Cundinamarca –según la agencia Efe- aclaró en un comunicado que "en los municipios de Fómeque y Cáqueza se presentaron algunos brotes del virus Newcastle".

Asimismo, el despacho oficial pidió "aumentar las medidas de higiene como lavado de manos, cambio de ropa diariamente y manejo del agua potable y utilizar elementos de protección personal como tapabocas y gafas".

A los productores avícolas se les indicó que deben informar a la autoridad local si los animales presentan síntomas respiratorios agudos, arqueamiento del cuello, signos neurológicos y muertes súbitas. Aunque el virus Newcastle no causa la muerte en los humanos, la Secretaría de Salud recomendó acudir al médico en caso de presentar enrojecimiento, secreción o rascado ocular.

El Newcastle es una enfermedad que afecta principalmente a las aves –incluidas las de corral– y es causada por un virus de la familia de los paramyxovirus. Es de control oficial para Colombia, por lo que es obligatorio reportarle al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) cuando se observe algún animal que manifieste signos compatibles con los efectos que produce este virus, como estornudos, problemas respiratorios y depresión. En el caso de las gallinas ponedoras también se advierte una baja en la producción de huevos.

Sin embargo, la Universidad Nacional hizo un llamado a la tranquilidad y aclaró que “los pollos con Newcastle no representan riesgo para consumo humano”.

Así lo explicó en un comunicado la profesora Diana Álvarez, coordinadora del Laboratorio de Patología Aviar de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Bogotá. 

La docente precisó, además, que aunque es posible que las personas que están en contacto directo con los animales enfermos puedan llegar a presentar conjuntivitis, esta se puede evitar con medidas adecuadas y sencillas como lavarse las manos después de estar en contacto con las aves. 

En cuanto al consumo de carne o huevos de las aves de corral que han sufrido la enfermedad, la académica aseguro que no hay ningún riesgo para los humanos. 

La profesora Álvarez recordó que la Newcastle es una enfermedad de control oficial para Colombia, lo que significa que es obligatorio reportarle al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) cuando se observa algún animal que manifiesta signos compatibles con los efectos que produce este virus, como estornudos, problemas respiratorios y depresión. En el caso de las gallinas ponedoras también se advierte una baja en la producción de huevos. 

La docente fue enfática en señalar que el ICA es la única autoridad en Colombia encargada de dictar normas de control y manejo de esta patología, que se reportó en diciembre pasado en el municipio de Fómeque (Cundinamarca). De ahí que cuando se presentan signos de la enfermedad se deben reportar a esta institución, la cual envía a sus funcionarios para establecer el nivel de patogenicidad y tomar las medidas epidemiológicas correspondientes. 

Cuando se trata de un virus de baja patogenicidad, los animales no mueren; sin embargo, en casos más graves, les puede ocasionar la muerte, con las consecuentes pérdidas para los productos avícolas. 

Normalmente el periodo de incubación del virus, desde que es adquirido, es de 15 a 21 días, y cuando se trata de granjas grandes, que alojan hasta 20 mil animales, puede llegar a afectar hasta un 30 por ciento de la población. 

Newcastle, un virus de la familia de los paramyxovirus, es una enfermedad endémica de Colombia, por lo cual se presenta con alta frecuencia en el país y también se registra en vecinos como Venezuela, Ecuador y Perú. También se reporta en África, destaca la Agencia de Noticias de la Universidad Nacional.

A los animales que adquieren el virus se les debe proporcionar un buen ambiente y suministrarles multivitamínicos que fortalezcan su sistema inmune, comentó la especialista, quien recordó que para la mayoría de virus no hay medicamentos, sino tratamientos paliativos. 

La profesora de la U.N. recordó además que en los últimos años se han registrado algunos ciclos del virus. Por ejemplo, entre 2014 y 2015 se presentó en Santander y la Costa Atlántica. El último reporte es el del municipio de Fómeque, donde el ICA decretó la enfermedad y anunció las medidas de control requeridas.

*Con información de EFE y la Agencia de noticias de la Universidad Nacional - Unimedios

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Tiempo 

Read more...

Afirman no hay riesgo por consumo de aves

ASEGURAN SE ESTÁN TOMANDO LAS MEDIDAS CORRESPONDIENTES

 


 

Representantes del sector agropecuario nacional coincidieron ayer en que los productos avícolas y sus derivados pueden ser consumidos con seguridad a raíz del foco de influenza aviar detectado en una granja de la provincia Espaillat.

El ministro de Agricultura, Ángel Estévez, aseguró que este es un virus leve que no afecta a los humanos y explicó que se está aplicando el protocolo correspondiente por lo que estimó podría ser eliminado en unos 90 días.

Asimismo, el presidente ejecutivo de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), Osmar Benítez, indicó que la población no debe preocuparse porque esto no representa ningún riesgo y consideró que lo más importante es proteger la avicultura nacional.

“Sigan comprando su pollo, que es una de las proteínas más baratas que tiene el pueblo dominicano y no tengan ningún temor de que eso va a afectar la salud humana”, expresó Benítez.

De igual manera, el presidente de la Asociación Dominicana de Avicultura, Pavel Concepción, precisó mediante un comunicado que los productos avícolas pueden consumirse con seguridad al ser cocidos.

La directora del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor  (Proconsumidor), Anina del Castillo, también llamó a la población a no dejar de consumir pollos y huevos.

“Esos productos pueden seguir siendo consumidos, pero bajo las condiciones de higiene necesarias, y bien cocidos”, aclaró Del Castillo.

Consumo normal
Mientras, en Santiago y otras provincias del Cibao el consumo de pollos era normal en establecimientos comerciales de venta de comidas rápidas. Los vendedores también dijeron que sus ventas fluían con normalidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Listin Diario 

Read more...
Subscribe to this RSS feed

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: