Menu
loading...

Provincia argentina mejorará la producción y calidad de su carne avícola

  • Luis Etchevehere, jefe del Ministerio de Agroindustria de Argentina, inauguró una planta frigorífica de carne avícola en la provincia de Catamarca que aumentará la producción de carne de pollo en la región

 

Luis Etchevehere, el jefe del Ministerio de Agroindustria de Argentina, inauguró una planta frigorífica de carne avícola y otra de alimento balanceado en la provincia argentina de Catamarca que beneficarán un total de 15 familias.

Ambas unidades de la Cooperativa Granjera y Avícola Huillapima aumentarán la producción de carne de pollo, mejorarán la calidad y la prestación de los productos comercializados.

Este logro se facilitó través de un financiamiento de $1.817.048 de pesos argentinos (US$61.007) y $22.800 de pesos argentinos (US$765.50) destinados a la asistencia técnica, obtenido por Nación a través del Programa de Desarrollo Rural Incluyente (PRODERI) mediante financiamiento del Fondo Internacional De Desarrollo Agrícola (FIDA).

Durante el acto de inauguración, el titular manifestó que "esto evidencia que hay talento, espíritu emprendedor, y desde Nación, trabajamos en conjunto con las provincias para el desarrollo de las comunidades y para potenciar este talento en cada rincón de la Argentina".

También, el Ministro señaló "el mundo nos plantea un gran desafío ya que demanda lo mejor que sabemos hacer que son alimentos. Y Argentina es un actor mundial en la producción de alimentos, es algo que hacemos y hacemos muy bien".

El ministro también entregó fondos destinados a proyectos de agricultura familiar de $22.491.955 de pesos argentinos (US$755.194) que beneficiarán a 392 familias rurales mediante el PRODERI.

La gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, agradeció el aporte nacional ya que a través de este "podemos llegar a los pequeños productores para que puedan crecer y que esta Catamarca sea la que todos queremos " y remarcó "de esta manera empezamos a producir lo que consumimos y así cerrar el círculo".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: CarneTec

Read more...

Garantizan calidad de carne y huevo

Para garantizar a los consumidores de carne que la llevada a su mesa cuenta con las acreditaciones de las reglas sanitarias necesarias, este año se han clasificado 310 mil 393 canales de bovino de producción local.



Adrián Mejía Heredia, director de Asesoría y Acompañamiento Técnico de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, señaló que el objetivo principal de clasificar carne y huevo es asegurar ante el consumidor un grado de calidad del producto, así como la frescura que muestra este al presentarse en los establecimientos comerciales.


En el caso de los productos cárnicos, destacó que la clasificación de carne se lleva a cabo a través de las plantas Tipo Inspección Federal (TIF) 120 de SuKarne, TIF 511 de Bona Prime y TIF 301 Proveedora de Carne del Noroeste, así como en Rastros Municipales de Ensenada y Tecate, donde los clasificadores especializados en la materia se presentan diariamente a dichas plantas para verificar al animal sacrificado, su madurez, grado de marmoleo y conformación.


Por su parte en lo que respecta a la clasificación del huevo, mencionó que se verifica la cámara de aire con la que cuenta el producto, pues dependiendo del tamaño de esta se le denomina la calidad como AA la cual es la máxima y el huevo cuenta con un tiempo de frescura de hasta 18 días, siendo la calidad A la que cuenta con una duración de trece días y B con cinco días de frescura.


“En un corte de enero a noviembre del presente año, se han clasificado un total de 67 mil 374 toneladas de huevo, de las cuales 22 mil 315 toneladas son de producción local, 1 mil 540 toneladas son de importación y 43 mil 519 son de introducción nacional”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: La Voz de la Frontera

Read more...

Los huevos de Navarra no están infectados: los controles realizados en ovoproductos forales avalan su calidad

No se ha encontrado la presencia del insecticida fipronil, que activó una alerta alimentaria europea el pasado mes de julio en Bélgica.


 

El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra ha analizado la calidad de los huevos y derivados que se producen, embalan y elaboran en Navarra sin encontrar en ningún caso la presencia del insecticida fipronil, que activó una alerta alimentaria europea el pasado mes de julio en Bélgica y en otros 19 países de la Unión Europea.

Tras la activación de esta alerta europea, Salud Pública ha realizado un muestreo "prospectivo y aleatorio" aplicando los principios de precaución y priorización de los controles en base al riesgo, entre los 37 centros de embalaje y clasificación de huevos y un elaborador de ovoproductos que están registrados en Navarra. En ninguna de las analíticas realizadas se ha detectado la presencia de fipronil.

El estudio ha sido presentado este martes en la sede del Instituto por la directora gerente, Maria José Pérez Jarauta, quien ha estado acompañada en su comparecencia por Javier Aldaz, director del Servicio de Seguridad Alimentaria y Sanidad Ambiental; por Raúl González, jefe de la Sección de Seguridad Alimentaria y por Inma Sainz, la jefa de la Sección del Laboratorio.

El Laboratorio de Salud Pública dispone de personal especializado y equipos tecnológicamente avanzados que permiten realizar analíticas de interés para la salud pública con una elevada precisión y sensibilidad, suficiente para detectar sustancias en concentraciones de nanogramos. En el caso de la alerta por fipronil, el límite establecido por las autoridades sanitarias es de 5 microgramos (unidad mil veces mayor que el nanogramo) por kilogramo de huevo.

El fipronil es un producto de acción insecticida, no autorizado para su uso en animales de producción de alimentos. En varias explotaciones europeas, ha sido utilizado ilegalmente para tratar la presencia de un ácaro en gallinas ponedoras, lo que desató la activación del Sistema Europeo de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos.

La Unión Europea regula la seguridad de los alimentos en todas las fases de la cadena de producción y distribución, "de la granja a la mesa" en sus estados miembros. También se controlan los factores que puedan afectar a su seguridad, como son el bienestar y estado de los animales, la higiene de los alimentos y la protección frente a aditivos, contaminantes, medicamento y plaguicidas.

Una herramienta clave para garantizar la seguridad alimentaria es la transmisión de información transfronteriza de las alertas alimentarias. La Unión creó un sistema (RASFF) en 1979 con objeto de compartir las alertas de forma rápida y evitar perjuicios en la salud de las personas consumidoras.

Cuando se detecta un alimento "no seguro", se recaba la información sobre su trazabilidad. El sistema de alertas y control gestiona la información compartida y permite la localización y retirada inmediata de los productos implicados.

En España, la información relativa a una alerta alimentaria se transmite a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI). Dicha red ha transmitido más de 30 comunicaciones relacionadas con la presencia de fipronil en huevos o sus derivados y en carnes de aves procedentes de países de Centroeuropa. En ninguna de las alertas y comunicaciones se ha informado de la presencia en Navarra de producto contaminado.

En la Comunidad foral, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarraes el punto de contacto de red de alertas alimentarias. En 2017, se han recibido o emitido 8 comunicaciones de alerta sobre alimentos producidos o comercializados en Navarra. En todos los casos, se ha compartido la información y se han retirado del mercado los productos y alimentos no seguros.

CONTROL DE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

Corresponde a la Dirección General de Desarrollo Rural, Agricultura y Ganadería el control en las etapas de producción primaria de alimentos de origen animal, de piensos y de alimentos de origen vegetal. El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra y los Ayuntamientos de Pamplona y Tudela en su término municipal, realizan el control de las etapas posteriores a la producción primaria, la elaboración y la comercialización de alimentos hasta llegar al punto de consumo.

En 2016, el personal inspector de Salud Pública realizó un total de 4.300 inspecciones en establecimientos e industrias alimentarias dando lugar a un total de 84 expedientes sancionadores. En cuanto a la actividad inspectora en mataderos, en 2016 se han controlado un total de 60.515.586 aves, 2.208.048 conejos y 17.636 canales de bovinos, 354.747 de ovino y caprino, 276.999 de porcino, 12.791 equinos y pequeñas cantidades de ciervos y toros de lidia. Los animales que no son aptos para consumo, se decomisan, evitando su entrada en la cadena alimentaria.

Los laboratorios de salud pública son una herramienta imprescindible en el control de la seguridad alimentaria. El año pasado el Laboratorio del Instituto analizó un total de 2.380 muestras de alimentos, 6,5 diarios, aunque las determinaciones analíticas fueron bastantes más: 76.598, de ellas 59.218 de parámetros físico-químicos y 17.380 de parámetros biológicos.

En los análisis realizados se obtuvieron 18 positivos: seis muestras positivas de alimentos por presencia de listeria, cuatro por presencia de alérgenos no declarados en la etiqueta, tres por presencia de Salmonella, dos por presencia de nitratos y nitritos, dos por presencia de triquina en jabalíes y uno por plaguicidas.

En las muestras analizadas en el mismo período en los 13 mataderos existentes en Navarra, se detectó la presencia de medicamentos en 11 muestras. En las analíticas de pescado se detectaron metales pesados en tres muestras y, en los controles de huevos, cinco casos dieron resultado positivo a residuos de medicamentos.

OTROS RIESGOS EMERGENTES EN SEGURIDAD ALIMENTARIA

Por otro lado, entre los días 4 y 29 del mes de septiembre de este año se está desarrollando en el ámbito de la Unión Europea el 'Primer Plan Coordinado del control de la venta de productos alimenticios por Internet'. Este plan responde a la preocupación existente en los organismos sanitarios europeos sobre la falta de información y de control de las ventas de alimentos por este canal de comercialización.

Este programa tiene entre sus objetivos reforzar la cooperación y la asistencia entre las autoridades de los estados miembros sobre el control de las ventas en Internet, conseguir más información sobre las prácticas engañosas en la venta de complementos alimenticios y obtener más información sobre la comercialización por Internet de nuevos alimentos cuya comercialización no está autorizada en la Unión Europea.

De igual modo, se persigue demostrar que la venta de productos alimenticios a través de Internet está sujeta controles oficiales, así como emitir alertas que permitan retirar la oferta ilegal de alimentos a través de canales telemáticos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Navarra 

Read more...
Subscribe to this RSS feed

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: