Menu
loading...

Factores estresantes en el bienestar del pollito de engorda Featured

  • Written by  Daniel Mota Rojas
Factores estresantes en el bienestar del pollito de engorda

En unidades de producción intensiva, los pollitos son criados sin su madre, lo cual los priva de estímulos sociales que les impide imitar los movimientos y conductas de investigación así como la obtención de su propio alimento (Roden y Wechsler), por ello, el manejo inmediato del pollito después de nacer es de vital importancia para su supervivencia y bienestar. Los pollitos son sometidos a diversos factores de estrés desde su nacimiento, traslado a la granja y recepción en la misma, debido principalmente a modificaciones en su ambiente, ayunos prolongados, sobrepoblación y cambios de alimentación los cuales pueden generar desajustes fisiológicos como: deshidratación, cetosis y daños en la mucosa intestinal, (Yamauchi et al).

Cançado y Baião; mencionan que la capacidad de adaptación del pollito a estos estímulos estresantes repercuti- rá no sólo en su bienestar, sino en sus parámetros productivos durante su desarrollo, provocando disminución del consumo de alimento, retraso en su crecimiento, y por consecuencia pérdida en la ganancia diaria de peso.

Así, uno de los principales problemas al que se ve enfrentado el pollito previo a su nacimiento dentro de las nacedoras, es el hecho de nacer 24 horas antes o después de su fecha programada, lo cual le genera des- hidratación o en casos extremos, la muerte del pollito entre los días 7 y 14 de vida (Vieria et al.). Por otro lado, durante el transporte desde la nacedera hasta la caseta, los pollitos se exponen a diversas condiciones que les generan estrés como son la mezcla de animales, hacinamiento, calor, frío, fluctuaciones de temperatura, vibraciones y ruido (Gebresenbet et al; Danofre et al.).

Posteriormente, en la recepción del pollito el suministro de agua y alimento a destiempo puede ser un factor que incremente la mortandad hasta un 5%, retrase el crecimiento, los haga más susceptibles a enfermedades y provoque una disminución en su masa muscular (Willemsem et al.). Asimismo, pueden llegar a producirse cambios negativos en su comportamiento: picaje de las plumas, canibalismo y nerviosismo. Estos comportamientos anormales pueden ser generados por diversos factores, que por lo general se deben a deficiencias nutricionales, animales constantemente estresados debido a un inadecuado manejo, tanto en las casetas (mala distribución de la cama, insuficiencia de alimento/agua, temperaturas inadecuadas, etcétera) como por parte de los trabajadores (gritos, chiflidos, agresiones), los cuales afectarán significativamente la productividad del pollito. Por ello resulta importante que una vez instalados los pollitos, se evalúe el comportamiento de los mismos e identifiquen los factores estresantes como calor (dispersión de los pollitos en los alrededores del rodete, jadeo) o frío (amontonamiento en rincones o bajo la criadora) así como el esta- blecimiento de jerarquías (picaje de pluma, canibalismo y anorexia) (Craig; Daisley et al.). Por lo anteriormente descrito, el objetivo del presente artículo es discutir los principales factores estresantes que pueden afectar negativamente el bienestar y desempeño productivo del pollito.

Nacedora

La nacedora es el lugar donde termina la incubación, es decir, finaliza el desarrollo embrionario. Durante los días 18 y 19 de incubación (Cobb), los huevos son transferidos de la incubadora a la nacedora (Figura 1). Este proceso es necesario para que el pollito, al nacer, tenga más libertad de movimiento y pueda salir del cascarón en una bandeja (SENASICA).

factores-estresantes-en-el-bienestar-del-pollito-de-engorda-02

Figura 1. A. El control del ambiente dentro de las nacedoras durante la incubación del pollito es de gran importancia para logar obtener el mayor número de pollitos nacidos vivos. B. Las charolas metálicas dentro de las nacedoras deben mantener a una temperatura de 37.1°C, o bien, charolas de plástico a una temperatura de 36.8°C y humedad relativa del 50-60%

Las nacedoras tienen características especiales para agilizar el proceso de eclosión de los pollitos y asegurar la vitalidad de los mismos. Entre las características más importantes encontramos la ventilación, humedad y temperatura (Glatz). La ventilación, es importante ya que cuando el embrión pica la cámara de aire del huevo, se produce el estímulo nervioso para que comience la respiración pulmonar y es importante que la nacedora contenga altos niveles de oxígeno (O2), para eliminar el anhídrido carbónico (CO2) y evitar la asfixia de los pollitos. La ventilación adecuada debe ser de 13.52-15 pies cúbicos por minuto (cfm) por cada 1000 huevos y con una temperatura del aire de 24-27°C. La humedad, sirve para ayudar al pollito a romper la membrana y cascarón, y que éste no se quede con el pico pegado a la cáscara o a la membrana interna del huevo y asimismo, evitar que se deshidraten. La humedad relativa de una nacedora se encuentra entre 50-60%. En cuanto al control de la temperatura, se debe procurar evitar el fenómeno de sobrecalentamiento del pollito. Así, la temperatura óptima en bandejas metálicas debe de ser de 37.1°C mientras que en las de plástico de 36.8°C (Cobb).

Una vez que el pollito ha eclosionado del huevo, se procede a realizar la evaluación del mismo, la cual se conoce como “ventana del nacimiento” (Vieria et al.). Esta ventana de nacimiento sirve para verificar el número de pollitos nacidos y la vitalidad de los mismos. Existen casos en los que los pollitos nacen 24 horas antes o después de la fecha señalada. Estas variaciones en el nacimiento pueden afectar el desempeño de los mismos, ya que si nacen antes pueden presentar problemas de deshidratación lo que puede resultar en aumento del porcentaje de mortandadaldía7y14devida,obienun bajo desempeño productivo. Algunos indicadores que hacen referencia al nacimiento de los pollitos antes de la fecha establecida son: cáscaras de huevos impregnadas de meconio y pollitos con crecimiento avanzado de plumas del ala. Por el contrario, si nacen después, existe aumento en la cantidad de huevo picado no nacido o huevo con embrión vivo pero no nacido. Estas desviaciones se deben a un escaso control del ambiente durante la incubación de los huevos (Tweed).

Como ya se mencionó, la ventana de nacimiento sirve para evaluar físicamente a los pollitos nacidos. Boerjan., propone evaluar las características cualitativas y cuantitativas, obteniendo una valoración más objetiva, y por supuesto, considerando los aspectos morfológicos del pollito de un día de edad. Un pollito de calidad está limpio, seco y libre de suciedad/contaminación, con ojos limpios y brillantes, libres de deformidades, ombligo limpio y sellado, sin membranas o restos del saco vitelino. También se muestra alerta e interesado por el ambiente que lo rodea. Asimismo, tiene una conformación normal de las piernas, es decir, los tarsos no están hinchados o con protuberancias, no presenta lesiones en piel, y tiene una buena conformación del pico (Decuypere y Brugeeman). Los pollitos que cumplen con todas estas características generarán un puntaje de 100, sin embargo, la presencia de anormalidades restará 10 puntos a la evaluación. Los estudios mencionan que los pollitos con un puntaje de 100 muestran un crecimiento relativamente más rápido a los 7 días de nacidos y el más alto peso corporal a las 6 o 7 semanas de edad. Sin embargo, es importante puntualizar que los parámetros mencionados, no están del todo definidos o estandarizados y dependen mucho del criterio de cada persona (François et al; Boerjan).

Antes de ser desplazados a las cajas para su transporte, los pollitos son pesados y sexados; en algunas incubadoras se vacunan y despican. El peso promedio adecuado de un pollito de engorda es de 34-45g. El sexado se realiza por ala o por cloaca. La vacunación puede hacerse por aerosol o inyectada. Los inyectores pueden ser de tipo manual (trabajadores) o mecanizada. Sin embargo, aun cuando estos procesos ya han terminado, en algunos lugares el personal deja a los pollitos más tiempo del señalado en las nacedoras, provocando que éstos tengan una deshidratación excesiva, que a su vez puede desencadenar una pérdida de peso y por lo tanto afectar todos los parámetros productivos. Por esta razón, el tiempo de estancia en la nacedora también es un factor importante para la supervivencia de los animales nacidos (Piestun et al.). El tiempo óptimo de estancia de los pollitos en la nacedora es de 24 horas (Glatz). Sin embargo, existen estudios como el de Handy et al.. quienes mencionan que las aves que permanecen un tiempo superior a 12 horas en la nacedora después de la eclosión pueden llegar a sufrir estrés calórico, respondiendo a una mayor liberación fisiológica de corticosterona, lo cual genera atrofia en el tejido linfoide en timo, bolsa de Fabricio y bazo debido a un proceso de apoptosis, así como supresión de la respuesta inmune a nivel celular (Rogausch et al.). En este sentido, es importante mantener a las aves bajo condiciones controladas, es decir, con una temperatura entre 30-32°C, una humedad relativa del 70-75% y ventilación que proporcione aire fresco constantemente y uniforme (Glatz).

Por lo anterior es importante tomar en cuenta todos los factores ambientales que influyen en el nacimiento de los pollitos. Entre mayor control se tenga de todos ellos, mayor porcentaje de nacimientos habrá. Asimismo, hay que considerar que los pollitos están sufriendo un proceso de estrés, por lo cual agilizar el movimiento de los mismos desde la nacedora hasta las cajas para su transporte, reducirá los niveles de estrés.

Transporte

Después de evaluar y clasificar a los pollitos, éstos son colocados en cajas para su transporte a las granjas (Figura 2). El transporte de pollitos de un día de nacidos tiene un papel fundamental en el rendimiento productivo posterior, ya que es un factor de estrés para cualquier animal de granja, teniendo efectos negativos sobre la salud y bienestar de los animales, pues al no haber un ambiente controlado, los animales son expuestos a estímulos estresores de tipo físico o psicológico. Entre los primeros encontramos lesiones, irregularidades térmicas, aceleración del vehículo, vibraciones, movimientos, impactos o ruidos. En los factores psicológicos podemos incluir la restricción de movimientos en los animales, olores desconocidos y nocivos, novedades en el ambiente y jerarquías entre los animales (Mota- Rojas et al.). Todos estos factores afectan el porcentaje de mortandad, el peso y desempeño de los pollitos una vez en la granja (Roco et al.).

factores-estresantes-en-el-bienestar-del-pollito-de-engorda-03

Figura 2. Una vez evaluadas las características físicas del pollito, se procede a moverlos a las cajas para que sean transportados a las granjas. Esté manejo debe realizarse de manera rápida y eficiente, pues entre más tiempo pasen los pollitos en las nacedoras, el porcentaje de mortandad, incrementará. Asimismo, es importante que las condiciones de temperatura y humedad sean las mismas que en la nacedora, con la finalidad de evitar deshidratación de los animales

La temperatura interna del camión debe ser de 32-35°C, ya que este rango permite que el metabolismo del pollito se mantenga y tenga una mínima producción de calor y pérdida de agua, mientras que la humedad relativa, debe estar entre un 60-70%. Asimismo, debe haber una buena velocidad del aire (15cfm), siendo éste uniforme y constante a través de todas las cajas, absorbiendo y dispersando el calor metabólico, humedad y CO2 durante todo el transporte. Además los vehículos deben tener una cortina plástica en la parte de atrás para ayudar a mantener el calor de los pollitos antes de ser descargados (Hulet).

Pero si la temperatura de las cajas se eleva por encima de este rango, los pollitos comenzarán a utilizar la ener- gía de los restos del saco vitelino, el cual provee anticuerpos protectores y nutrientes durante los primeros 3 días a un ritmo mucho más rápido (Arbor Acres; Gómez et al.), para no tener que jadear y tratar de mantener una óptima temperatura corporal (40-40.5°C), generando un mayor consumo de proteína del mismo y por lo tanto, una deshidratación excesiva del pollito, que finalmente afectará al aparato digestivo y sistema inmune del ave. Por el contrario, si la temperatura se encuentra por debajo de los 40°C, los pollitos se verán obligados a utilizar sus nutrientes para termorregularse, en lugar de emplearlos para su crecimiento y mejoramiento de su sistema inmune.

En cuanto al trayecto de la planta incubadora a la granja, las condiciones de las carreteras son el factor negati- vo con mayor importancia ya que de éste dependerá si las vibraciones y movimientos del camión son ligeros o bruscos. Por lo anterior, resulta importante planificar previamente el recorrido y los horarios en los que se llevará a cabo la movilización de las aves, con la finalidad de reducir el tiempo del trayecto de los animales ya que a medida que aumente el tiempo de transporte, mayores serán las alteraciones sanguíneas y los efectos negativos en el peso y la calidad del pollito. Se recomienda que el transporte de los pollitos se realice durante la noche o madrugada, con la finalidad de evitar tráfico en la vías por las cuáles transitará el vehículo (Cuadros). Asimismo, se debe contar con choferes altamente capacitados, que demuestren que tiene la competencia necesaria en el desempeño de sus funciones, y contar con suficientes conocimientos sobre la manipulación de los animales (OIE).

Por lo cual, optimizar las condiciones de transporte se traducirá en fuertes beneficios, entre los que destacan la reducción de mermas en el peso vivo y en porcentaje de mortandad, adecuado consumo de alimento y conversión alimenticia, buen estado de salud, así como una, disminución de lesiones generadas entre aves, entre otras.

Recepción y alimentación del pollito

En los sistemas “todo dentro, todo fuera”, antes de la llegada de los pollitos y, una vez que ha salido la parvada previa, las casetas y áreas que las rodean, son limpiadas y desinfectadas a profundidad, para que de esta manera, cuando ingrese una nueva parvada, los pollitos no adquieran enfermedades que pudieran haber estado presentes anteriormente (Quintana). Una vez realizado este proceso, se llenan los rodetes o corrales, con lo que será la “cama” que puede ser aserrín, arena o papel. Este material, debe ser distribuido homogéneamente con un

grosor de 8-10 cm (Figura 3). El material de cama disparejo puede generar la restricción al alimento y agua, provocando que no haya uniformidad de peso en la parvada (Valls). La calidad de la cama, está directamente relacionada con la salud de las aves, siendo que bajos niveles de humedad en ésta reducen la cantidad de amoniaco (NH3) en la atmósfera, aminorando el estrés respiratorio y la incidencia de lesiones plantares en los pollitos (Arbor Acres).

factores-estresantes-en-el-bienestar-del-pollito-de-engorda-04

Figura 3. Las casetas en las que se alojará la nueva parvada deben estar limpias y desinfectadas. Asimismo, antes de la llegada de los pollitos se deben preparar los corrales con cama, la cual puede ser de aserrín arena o papel, se deben colocar las criadoras en el medio de cada corral para proporcionar calor y asimismo, 24 horas antes de la llegada de los animales, se recomienda encender la calefacción para que la temperatura de la cama se encuentre en condiciones aptas para los pollitos

A la llegada del pollito, la temperatura y ventilación de la caseta deben estar controlados y preparados con 24 horas de anticipación, en el centro de cada rodete, debe haber criadoras, que son equipos de gas que proporcionan calor a los rodetes (Valls); (Figura 3) con el objetivo de que el pollito no sufra un exceso de calor y consecuentemente deshidratación, o bien hipotermia, que puede generar amontonamientos y aplastamientos la cama de 28-30°C con una humedad relativa del 60-70% (Quintana). Estos parámetros se deben monitorear con regularidad para asegurar un ambiente uniforme en toda el área de crianza (Arbor Acres).

De igual forma, los comederos y bebederos deberán estar listos. En el agua de bebida, pueden adicionarse vitaminas del complejo B, con la finalidad de que los animales recuperen electrolitos perdidos a causa de deshidratación y/o estrés durante el transporte (Figura 4). El suministro de agua y alimento a destiempo puede ser un factor que incremente la mortandad hasta un 5%, retrase el crecimiento de los pollitos, los haga más susceptibles a enfermedades y provoque un disminución en su desarrollo muscular (Willemsem et al.). Cuando se tiene acceso a alimento tras la eclosión, los nutrientes provistos por el alimento complementan los nutrientes adquiridos de los restos del saco vitelino (Shariatmadari). La alimentación de las aves, consiste en un alimento iniciador compuesto de sorgo o maíz (60%) y una premezcla de vitaminas y minerales (Ca2+, P+, Na+, K+, Cl-) (Milena y Fonseca); contiene 20-21% de proteína y se ofrece a los pollitos desde el día 1 y durante las primeras 4 semanas de vida. Algunos productores administran alimento preiniciador durante los primeros 10 días de vida, el cual contiene 22-23% de proteína, ya que provee mayor cantidad de nutrientes, lo cual puede mejorar los parámetros productivos de los pollitos (Chica y Dávila; Adema et al.). En cuanto al agua de bebida es importante mencionar, que los análisis fisicoquímicos del agua se deben realizar periódicamente para controlar los niveles de salinidad, nitratos e inclusive la cantidad de microorganismos en ella, que pueden afectar a la salud de las aves (Valls).

factores-estresantes-en-el-bienestar-del-pollito-de-engorda-05

Figura 4. A. La descarga de los pollitos debe realizarse de manera rápida y eficiente, con el menor ruido posible. La iluminación debe estar muy reducida o bien, se deben utilizar luces de color azul o verde, para evitar el estrés de los mismos. B. Se sugiere la administración de vitamina E y complejo B en el agua de bebida, para minimizar los efectos de estrés y deshidratación que pudieran tener los animales debido al transporte.

Una vez listas las casetas, los pollitos deberán ser colocados rápida y suavemente sobre la cama de los rodetes, posteriormente, deben ser contados y pesados. Es importante saber que entre más tiempo permanezcan las aves en las cajas, más probabilidades habrá de que se deshidraten, causando mayor mortandad y reducción del crecimiento de los pollitos durante los siguientes días (Figura 4). (Arbor Acres).

Los pollitos tardan de 1 a 2 horas para acostumbrarse a su nuevo ambiente. Es importante revisar a los pollitos a las 8 y 24 horas después de recibidos en la granja y evaluar el comportamiento de los mismos con la finalidad de identificar factores estresantes como calor (dispersión de los pollitos en los alrededores del rodete, jadeo) o frío (amontonamiento en rincones o bajo la criadora) así como el establecimiento de jerarquías (picaje de pluma, canibalismo o anorexia) (Craig; Daisley et al.). Es importante inspeccionar que no existan corrientes de aire sobre los pollitos y revisar que la cama no se humedezca, por algún derrame de agua que puedan tener los bebederos, ya que causará enfriamiento del ave a través de las patas (Valls). De igual manera, se debe cerciorar que los animales estén ingiriendo alimento y agua, este procedimiento se realiza tomando al ave suavemente y tocando el buche con los dedos, el cual deberá sentirse lleno (Arbor Acres) (Figura 5).

factores-estresantes-en-el-bienestar-del-pollito-de-engorda-06

Figura 5. El control inadecuado de la temperatura dentro de la caseta durante las primeras 4 semanas de vida del pollito, estimula la utilización de reservas energéticas con la finalidad de termorregularse, si la temperatura no es controlada a tiempo se puede originar muertes por hipotermia

La recepción de los animales es de suma importancia, ya que todos los factores mencionados serán el primer contacto de los pollitos con las instalaciones en las que vivirán durante las siguientes 6 a 7 semanas, teniendo un efecto directo sobre su bienestar y el desempeño productivo de las aves.

Comportamiento del pollito

La conducta normal del pollito tras su eclosión abarca el picaje de objetos, lo que le permite al ave explorar su ambiente y conocerlo, los baños de arena facilitan a las aves deshacerse de ciertas materias, como restos de cama, además ayuda a mantener el plumaje en buenas condiciones y por la tanto mantener una correcta temperatura corporal, así como a protegerles de heridas en piel (Daisley et al.) (Figura 6).

factores-estresantes-en-el-bienestar-del-pollito-de-engorda-07

Figura 6. El comportamiento que expone el pollito dentro de las casetas es indicativo de un adecuado o inadecuado confort al ambiente en el que vive. El estiramiento de patas, los baños de arena y la exploración de su ambiente permiten una adecuada adaptación de los animales al manejo que se le proporcionará durante las siguientes semanas de vida. B. La falta de espacio en los rodetes, la jerarquización, la falta de comederos y/o bebederos provocan que los animales se estresen, generando reacciones agonistas entre ellos, por ejemplo el picaje de plumas o el canibalismo.

La presencia de lesiones en la parvada, es un indicador de deficiente bienestar animal. Entre estas lesiones podemos encontrar rasguños, pérdida de plumas, heridas a causa de picaje/canibalismo, pododermatitis e incluso dislocaciones, fracturas y en casos más graves, aves pisoteadas, éstas últimas, debido a un mal manejo por parte de los trabajadores. En el caso de grupos sexados, se ha visto que los machos se picotean con mayor frecuencia que las hembras. De esta manera, la limitación de conductas agonistas entre miembros del mismo sexo se desarrolla gradualmente y los machos establecen dominancia-subordinación antes que las hembras, por lo que la edad en la que se inicia la dominancia es un indicador del proceso de maduración (Guhl).

Por lo anterior, el rango social afecta significativamente la frecuencia de alimentación, producción e integridad física de las aves (Cunningham y Van Tienhoven).

El picaje de plumas y el comportamiento de búsqueda de alimento están relacionados entre sí, así como al acceso a cama. Si no existe control en el picaje de plumas, las aves afectadas pueden perder una parte signi- ficativa de su plumaje (Riber y Björn). De modo que para reducir el picaje de plumas es recomendable que los pollitos sean criados en sistemas donde se les brinde acceso a cama desde el primer día (Huber-Eicher y Sebö). Como ya se mencionó, el canibalismo se genera cuando un pollito desgarra la piel de otro ocasionando heridas graves.

Estos comportamientos anormales pueden ser generados por diversos factores, que casi siempre se deben a deficiencias nutricionales, animales constantemente estresados debido a un inadecuado manejo, tanto en las casetas (mala distribución de la cama, insuficiencia de alimento/agua, temperaturas inadecuadas, etcétera) como por parte de los trabajadores (gritos, chiflidos, agresiones), los cuales afectarán significativamente la productividad del pollito (OIE).

Por lo anteriormente descrito, las respuestas al estrés generan desajustes en el comportamiento de las aves, que al no ser controladas pueden provocar un estrés de tipo crónico (Duan et al.), por ello es importante evaluar el comportamiento de los pollitos durante la primera semana de vida para contrarrestar un porcentaje elevado de mortandad (Zeng et al.).

Aspectos ambientales y de manejo

Como ya se ha mencionado anteriormente, los factores dentro de la caseta que pueden afectar el bienestar de los pollitos son el manejo de la temperatura y humedad, cama, iluminación, ruido y vacunación.

Además de mantener las condiciones de temperatura y de humedad adecuadas, también se deben controlar otros factores ambientales

tales como la ventilación, la densidad de animales/rodete, iluminación, ruido y manejo de los animales por parte de los trabajadores. Las corrientes de viento no deberán superar 0.2 metros por segundo (m/sec) entre los pollitos. La ventilación debe eliminar el exceso de humedad y los gases nocivos como CO2 (<3000ppm) y NH3 (<10ppm) (Valls). Si llegan a existir variaciones entre estos parámetros, el confort de los pollitos se verá afectado y por lo tanto no habrá un adecuado desarrollo del potencial genético de los mismos. También es importante considerar la densidad de animales/rodete (35 pollitos/rodete), ya que si existe una sobrepoblación se desarrollará más el comportamiento agresivo entre ellos por falta de espacio, alimento y agua. Por otro lado, el movimiento de la cama debe ser constante para evitar que ésta se compacte debido a la humedad que se presente a causa de fugas de agua de los bebederos y por las deyecciones de los pollitos (Glatz).

Continuará...

 


 

Daniel Mota Rojas

back to top

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: